lunes, noviembre 21, 2005

Épica ( 2 ) Poema de Mio Cid: estado del manuscrito y fechas conflictivas


El Poema de Mio Cid, impreso por primera vez en 1779, está resguardado en la Biblioteca Nacional (Madrid), en un único ejemplar de 75 páginas. La primera página se perdió, y Ramón Menéndez Pidal rehizo el contenido a partir de un texto que procede de la Crónica de Los Veinte Reyes. Existe la duda de si este manuscrito (datado por los paleógrafos en el siglo XIV), es una copia de un original perdido, copiado por Per Abatt en 1245 (1207 de nuestra era)y vuelto a copiar por segunda vez en el siglo XIV. Otro problema de la fecha se da porque en la España medieval, el calendario consideraba como Año 1 el 38 A.C. en que Julio César conquistó Hispania. De ahí que el 1245 que menciona el manuscrito puede que sea, realmente, el 1207 ya mencionado. Otros investigadores opinan que la distancia de un siglo entre el 1207 y el 1307 propuesto como fecha verdadera (la que apoyan los paleógrafos), se debe a una arruga que cruza el pergamino precisamente en el lugar donde aparece una de las letras romanas que se refieren a ella (MCCCXLV).

El estado calamitoso de algunas páginas del único manuscrito que poseemos no se debe únicamente a lo siglos que han transcurrido, sino al uso de sustancias químicas, usadas como reactivo, que debían ayudar a la lectura de pasajes particularmente difíciles, cuya tinta se había desvaído en exceso.
Si queréis ver el texto original y la transcripción oral del texto, pinchad aquí y al final de la página debéis pinchar de nuevo en donde dice interactive o en 'full manuscript'.

domingo, noviembre 20, 2005

La épica caballeresca en "España" ( I ) Etapas




Etapa de formación de la épica

Los orígenes de la épica podrían situarse entre el Siglo IX (ver mapa en el título) y el año 1140.
En esta primera época existen probablemente cantares breves con temas variados como:

a) El tema de la pérdida de España a raíz de la llegada de los árabes.
b) El tema del nacimiento de Castilla (Cantares de los condes de Castilla, de Fernán González, de los Siete Infantes de Lara).
Sus características principales serían:
* Que los temas están vinculados al culto de los sepulcros de los protagonistas (en iglesias y monasterios, o sea, el tema del 'turismo' medieval del que ya hablamos en clase).
* Que un tema recurrente es el de la venganza como motivo principal de la acción de los cantares, como en el de los Siete Infantes de Lara.
* Que aparecen fragmentos de estos cantares en crónicas prosificadas como la Primera Crónica General o la Crónica Sarracena o la Estoria de España. Textos por los que podemos inferir la temática y la estructura de los cantares, ya desaparecidos o fragmentados.

Época de florecimiento (1140-1236)
Desde 1140 (fecha en la que Menéndez Pidal cree que fue escrito el Poema de Mio Cid hasta 1236, fecha de composición de la Chronicon Mundi de Lucas de Tuy, quien escribe 'historia' basándose en los Cantares de Gesta como si fuesen fuentes fiables.
En esta época se perfecciona este género y se empiezan a sentir las influencias de la épica francesa (de los poemas del ciclo de CarloMagno), seguramente introducidos en España por juglares que recorrían el Camino de Santiago.
En España se conservan de esa época:
El Cantar de Mio Cid
El Cantar de la Mora Zaida
(Que trata de los amores entre Alfonso VI de Castilla con Zaida, la hija del rey moro de Sevilla, y las combina con las hazañas de CarloMagno en España).
Poema de Roncesvalles (quedan solamente 101 versos). Plano de CarloMagno por sus caballeros, fragmento de un poema más extenso sobre la historia de Roldán.

Etapa de las prosificaciones (desde 1236 hasta mediados del XIV)

Las historias de los Cantares pasan a formar parte de historias o de crónicas , como la Primera Crónica General de Alfonso el Sabio
Crónica de Castilla, la Crónica Portuguesa de 1344 y la Crónica de los Veinte Reyes.
Y se producen adaptaciones de cantares de gesta franceses.

Etapa de decadencia (Mediados del XIV a mediados del XV)

Se caracterizan por la entrada masiva de elementos novelescos y son más dramáticos y narrativos. Aunque siguen estando en verso, pero ya anuncian las novelas de caballerías renacentistas (Siglos XV y XVI).

Las Mocedades de Rodrigo ( En donde se narra la infancia imaginada del Cid) 1164 versos en una copia mutilada y llena de errores de copista.

Poema de Fernán González (el segundo, no el de la etapa de formación), que es un poema clerical escrito en cuaderna vía (cuartetas monorimas de 14 versos).

Vida y amores de los trovadores (de Martín de Riquer)

Martín de Riquer
Vidas y amores de los trovadores y sus damas
Acantilado, 2004.



Tuve el placer de cursar estudios de Literatura Románica en la Universidad de Barcelona con este gigante de los estudios medievales. Por mi natural rebeldía y su conservadurismo político, tuvimos nuestros más y menos en aquel curso, pero debo decir en su descargo que no tomó represalias, y me puso el 9 que merecía, no sin antes decirme que yo era una personita de lo más imposible.
Su magisterio es reconocido en todo el mundo académico. El libro que ha publicado en Acantilado es un pequeño juguete delicioso. En él, Riquer nos ofrece el florilegio de las vidas y “razós”de los trovadores europeos conocidos: de Languedoc, Lemosín, Provenza, Cataluña, o Norte de Italia. Se trata de una antología de las noticias (a menudo entre el mito y la leyenda), que forjaron los propios contemporáneos de estos poetas medievales.
El mundo de la poesía medieval es siempre apasionante y además de literario, meta-literario. Las vidas (o las muertes) de estos hombres, dignas de ser leídas y disfrutadas por el lector actual.
Riquer se pasea por las fuentes que son, naturalmente, los diversos cancioneros, cuyas entradas estaban constituidas por estas breves biografías. Ellas ilustraban, de la misma manera que hoy día cualquier antología, los principales hechos de la vida de los poetas. Riquer señala que estos breves textitos dispersos son el germen de la primera historia de la literatura europea.
Quien haya disfrutado de las poesías de Arnaut Daniel o de Marcabrú, de Bernat de Born o Jaufré Raudal (mi preferido), disfrutará con la prosa de tales joyitas. Y quien no las haya leído y sienta la atracción del mundo aventurero de las cruzadas, del amor platónico o “amor de lejos”, de los torneos y las canciones amorosas o satíricas de los inicios de la lírica europea, no se sentirá defraudado.

Selecciono un fragmento de la hermosa historia de Raudel:

“Jaufré Raudel de Balia fue muy gentil hombre, príncipe de Valía. Y se enamoró de la condesa de Trípoli, sin verla, por el bien que oyó decir de ella a los peregrinos que volvían de Antioquía. E hizo de ella muchos versos con buen son y con buenas palabras. Y por deseo de verla se hizo cruzado, y se embarcó, y cayó enfermo en la nave y fue llevado a Trípoli, a un albergue, por muerto.
Ello se hizo saber a la condesa, y fue a él, a su lecho, y lo tomó en sus brazos. Y cuando él supo que era la condesa, al punto recobró el oído y el aliento, y alabó a Dios porque le había mantenido la vida hasta haberla visto; y así murió entre sus brazos” (p. 35).
El autor de la mejor edición de Tirant lo Blanc, el estudioso del mundo de los trovadores, de las novelas de caballerías, el mejor conocedor actual de los temas épicos medievales y de la literatura de Cervantes, recopila en este volumen una parte importante y desconocida de la historia de la literatura medieval, cuyo conocimiento nos faltaba.

jueves, noviembre 17, 2005

Un excelente comentario de nuestro Texto Expositivo Por Arnau Marimón



Destaco este excelente comentario de nuestro compañero Arnau al texto expositivo de Cuauhtémoc


Resumen:

El discurso de Guaicaipuro Cuauhtémoc habla sobre la relación, sobre todo económica, que tuvo Europa con la América de hace medio milenio.
Para que los oyentes tengan una base, explica quién es y la relación actual entre los dos continentes y, una vez esto está claro, expone lo que será el grueso de su discurso: la explotación que sufrió América por parte de Europa.

Guaicaipuro expone que Europa maltrató a su pueblo y se apoderó de una cantidad de recursos inimaginable que, en caso de ser un préstamo, serian una cantidad imposible de devolver y, además, critica que Europa llevó a cabo una pésima gestión de todo ese capital, con la cual no consiguió avanzar. Los Europeos lo gastaron todo en guerras y otros actos que no hicieron ningún bien a Europa.

Viendo el mal uso que Europa hizo de todos estos recursos, Guaicaipuro pide que sean devueltos, y como primer pago, pide que Europa entera sea entregada.
Esta última petición no es literal, ya que es algo imposible, pero quiere demostrar la situación que se encuentra Europa respecto América en cuestiones económicas: Europa reclama dinero a América cuando le debe más de lo que puede pagar.

Estructura:

El discurso se divide en tres partes: Introducción, exposición y conclusión.

En la primera parte Guaicaipuro se introduce a sí mismo e introduce a los oyentes en la relación actual de Europa con América con el fin de que se pueda entender la evolución que ha habido desde hace 500 años.

Para que su discurso sea más comprensible, el autor utiliza un ejemplo numérico que permite al oyente hacerse una idea de la inmensidad de capital que se transportó. Muestra lo que pasó desde diferentes puntos de vista criticando, no explícitamente, la sociedad europea de esa época y la religión cristiana y demostrando el gran error que Europa cometió.
También critica el mal uso que se hizo de estos recursos, el cual no permitió a Europa evolucionar como podría haberlo hecho

Para finalizar el discurso, Guaicaipuro pide que se entregue Europa entera como primer pago, una petición imposible que le permite demostrar que Europa le pide dinero a América aún cuando esta le prestó algo imposible de devolver.
El autor utiliza esta petición imposible para dar un final contundente y que resume lo que ha pedido y reivindicado desde el comienzo del discurso.

Tono y fin del discurso:

El discurso de Guaicaipuro no tiene como fin que a América le sea devuelta Europa, ya que esto es algo, por ahora, imposible.
El autor va más allá: intenta dar al discurso un tono muy creíble utilizando varias preguntas retóricas, las cuales dan razones que apoyan sus argumentos y a la vez critican. Con toda esa base demuestra, casi sin dejar nada que se le pueda reprochar, que Europa no tiene derecho a pedir nada a América.
Demuestra que Europa cometió una calamidad y que hay muchos europeos que no sÓlo no se dan cuenta, sino que encima están pidiendo a América.

Opinión personal:

Leer y comentar este texto ha sido un placer.
Se nota que es un discurso realmente elaborado porque no se dedica simplemente a criticar sin más, el autor critica sin ser explícito y a la vez, demuestra su opinión con razones.
Seguro que oído es mucho más impresionante, ya que el tono de voz importa mucho, pero aún estando privado de uno de sus mayores rasgos, el texto te da la sensación de seguridad y razón absoluta que quiere expresar su autor.
No es un discurso extenso, pero dice todo lo que quiere y lo más importante, casi no deja ningún cabo suelto, es decir, que es bastante difícil discutirle cualquiera de las cosas que dice porque Cuauhtémoc utiliza muchos razonamientos que apoyan su discurso.
Creo que estos son los requisitos que tiene que tener un discurso para ser bueno y éste los cumple, siendo por tanto, un muy buen discurso, muy contundente.

Léxico:

Leguleyo: Persona que trata de leyes sin conocerlas bien, sin rigor.

Calumnia: Acusación falsa, dicha para causar daño.

Deplorar: Sentir viva y profundamente un suceso.

Dilapidar: Malgastar los bienes propios, o los que alguien tiene a su cargo.

Gringo: Extranjero, especialmente de habla inglesa, y en general hablante de una lengua que no sea la española.

Aducir: Presentar o alegar pruebas, razones, etc.

Moratoria: Plazo que se otorga para pagar una deuda vencida.

miércoles, noviembre 16, 2005

Las siete cantigas de Martin Codax


De Martin Codax, tal vez el trovador gallego-portugués más famoso, parece indiscutíble que nació en el sur de Galicia, concretamente en Vigo, puesto que hace referencia constante a ese mar en sus siete cancioncitas. No se posee información de su condición social, si era plebeyo o noble, más no cabe duda de que poseía una esmerada educación en ambientes cultos o cortesanos o estaba relacionado con el clero.
Sus siete cantigas de amigo, probablemente compuestas a mediados del siglo XIII (durante el reinado de Fernando III, el Santo), aparecen recogidas en el Cancionero Vaticano y , con su música original, en el Pergamino Vindel, descubierto en el siglo XIX en las guardas de un tratado de Cicerón: De Ofiicis, copia datada entre los siglos XIII o comienzos del XIV,


Cantigas de Martin Codax
- I -

Ondas do mar de Vigo,
se vistes meu amigo?
E ay Deus, se verrá cedo!

Ondas do mar levado,
se vistes meu amado? 5
E ay Deus, se verrá cedo

Se vistes meu amigo,
o por que eu sospiro?
E ay Deus, se verrá cedo

Se vistes meu amado, 10
por que ey gran coydado?
E ay Deus, se verrá cedo!

(Traducción)

Ondas del mar de Vigo:
¿Habéis visto a mi amigo?
Dios, mío, vendrá pronto?

Ondas del mar alzado:
¿Habéis visto a mi amado?
Dios mío ¿vendrá pronto?

¿Habéis visto a mi amigo,
aquel por quien suspiro?
Dios mío ¿vendrá pronto?

¿Habéis visto a mi amado,
por quien tengo cuidado?
Dios mío ¿vendrá pronto?

- II -

Mandad'ey comigo
ca ven meu amigo:
E irey, madr', a Vigo! 15

Comigu'ey mandado
ca ven meu amado:
E irey, madr', a Vigo!

Ca ven meu amigo
e ven san' e vivo: 20
E irey, madr', a Vigo!

Ca ven meu amado
e ven viv' e sano:
E irey, madr', a Vigo!

Ca ven san' e vivo 25
e d'el-rey amigo:
E irey, madr', a Vigo!

Ca ven viv' e sano
e d'el-rey privado:
E irey, madr', a Vigo! 30

(Traducción)

Recado he tenido
que viene mi amigo.
¡Iré, madre, y vivo!

Ya tengo recado
que viene mi amado.
¡Iré, madre, y vivo!

Que viene mi amigo;
viene sano y vivo.
¡Iré, madre, y vivo!

Que viene mi amado;
viene vivo y sano.
¡Iré, madre, y vivo!

Viene sano y vivo,
y del rey amigo.
¡Iré, madre, y vivo!

Viene vivo y sano,
y del rey privado.
¡Iré, madre, y vivo!

- III -

Mia irmana fremosa, treydes comigo
a la igreja de Vig', u é o mar salido:
E miraremos las ondas!

Mia irmana fremosa, treydes de grado
a la igreja de Vig', u é o mar levado: 35
E miraremos las ondas!

A la igreja de Vig', u é o mar salido,
e verrá i mia madr' e o meu amigo:
E miraremos las ondas!

A la igreja de Vig', u é o mar levado, 40
e verrá i mia madr' e o meu amado:
E miraremos las ondas!


- IV -

Ay Deus, se sab' ora meu amigo
com' eu senheyra estou en Vigo!
E vou namorada! 45

Ay Deus, se sab' ora meu amado
com' eu eu Vigo senheyra manho!
E vou namorada!

Com' eu senheyra estou en Vigo,
e nulhas gardas non ey comigo! 50
E vou namorada!

Com' eu en Vigo senheyra manho,
e nulhas gardas migo non trago!
E vou namorada!

E nulhas gardas non ey comigo, 55
ergas meus olhos que choran migo!
E vou namorada!

E nulhas gardas migo non trago
ergas meus olhos que choran ambos!
E vou namorada! 60

- V -

Quantas sabedes amar amigo
treydes comig' a lo mar de Vigo:
E banhar-nos-emos nas ondas!

Quantas sabedes amar amado
treydes comig' a lo mar levado: 65
E banhar-nos-emos nas ondas!

Treydes comig' a lo mar de Vigo
e veeremo' lo meu amigo:
E banhar-nos-emos nas ondas!

Treydes comig' a lo mar levado 70
e veeremo' lo meu amado:
E banhar-nos-emos nas ondas!

- VI -

Eno sagrado, en Vigo
baylava corpo velido:
Amor ey! 75

En Vigo, no sagrado,
baylava corpo delgado:
Amor ey!

Baylava corpo velido,
que nunca ouver' amigo: 80
Amor ey!

Baylava corpo delgado,
que nunca ouver' amado:
Amor ey!

Que nunca ouver' amigo, 85
ergas no sagrad', en Vigo:
Amor ey!

Que nunca ouver' amado,
ergas en Vigo, no sagrado:
Amor ey! 90

(Traducción)

En el sagrado y en Vigo
bailaba cuerpo bonito.
Tengo amor.

En Vigo y en el sagrado
bailaba cuerpo delgado.
Tengo amor.

Bailaba cuerpo bonito,
que nunca tuviera amigo.
Tengo amor.

Bailaba cuerpo delgado,
que nunca tuviera amado.
Tengo amor.

Que nunca tuviera amigo,
en el sagrado y en Vigo.
Tengo amor.

Que nunca tuviera amado,
en Vigo y en el sagrado.
Tengo amor.

VII


Ai ondas que eu vin veer,
se me saberedes dizer
por que tarda meu amigo
sen mí?

Ai ondas que eu vin mirar,
se me saberedes contar
por que tarda meu amigo
sen mí?

(No se encontró la música de ésta)

lunes, noviembre 14, 2005

La poesía galaico-portuguesa



El galaico-portugués es el nombre con el que se designa la fase medieval de la lengua gallega y/o la portuguesa. Lengua romance, hablada durante la Edad Media en toda la franja occidental de la Península Ibérica, procedía del latín. Se extendía, al principio, desde el mar Cantábrico hasta el río Duero. En Portugal es frecuente el uso de "portugués medieval" o galaico-portugués indistintamente para designar este estadio histórico.

El galaicoportugués tuvo especial relevancia cultural y de esto da buena prueba la literatura que produjo. Las tres recopilaciones líricas medievales galaicoportuguesas son:

Cancionero de Ajuda
Cancionero de la Biblioteca Vaticana
Cancionero Colocci-Brancuti

El rey Alfonso X el Sabio, de Castilla, compuso sus Cantigas de Santa Maria y varias cantigas de Escarnio e Maldizer en galaico-portugués.



El rey portugués Dionís, nieto de Lafonso el Sabio también escribió sus Cantigas y declaró al portugués como idioma oficial de la administración del reino en 1290 (hasta entonces el latín era el idioma oficial).

Algunos poetas destacados fueron: Bernardo de Bonaval, Arias Nunes, Pedro da Ponte, Pero Amigo y Martín Codax.

El portugués medieval tuvo su máxima importancia en la Península desde finales del siglo XII hasta mediados del siglo XIV. Hacia el 1400 el galaicoportugués fue, para algunos autores, perdiendo su unidad fruto de la división de su territorio lingüístico entre dos estados distintos (el reino de Portugal y el reino de Galicia-Castilla-León).

De lírica galaico-portuguesa se conservan 2100 poemas, escritos durante los siglos XII y XIV, pertenecientes a las cortes de Portugal (durante aquellos siglos, intimamente ligada a las españolas), León, Castilla y Aragón, escritos en lengua romance galaico-portuguesa, que era la que mejor se adaptaba a la poesía lírica trovadoresca, ya que el romance castellano se encontraba en pañales, aunque pronto llegaría su época de gran esplendor.

De esas 2100 canciones, cuatrocientas pertenecen al corpus de las Cantigas de Santa María o de Alfonso X el sabio, el resto son de temática profana, y se reparten entre dos grandes géneros temáticos: el amatorio y el satírico.
En el primer grupo se hallan las Cantigas de amor y las Cantigas de amigo; y en el segundo las de escarnio y de maldecir.

sábado, noviembre 12, 2005

Principales tópicos poéticos



Carpe diem ("aprovecha el día"). Se trata de un tópico que incita a vivir el momento. Procede de Horacio y lo podemos observar en poetas como, por ejemplo, Garcilaso de la Vega, especialmente en el Soneto XXIII o en Ronsard.

Colligo, virgo, rosas ("coge, doncella, las rosas"). Es una derivación del tema anterior que parte de un verso de Ausonio, poeta latino: "Coge, virgen, la rosa" y que es también una incitación a gozar del día, pero aplicado a una mujer. Góngora es otro de los poetas de lo ha manejado en aquel célebre soneto que se inicia con el verso "Mientras por competir con tu cabello...".

Ubi sunt? (¿dónde están?). Jorge Manrique en las Coplas a la muerte de su padre formula una serie de preguntas retóricas sobre el destino de caballeros, damas, galas, amores, músicas, bailes: todo desaparece. Este "Ubi sunt" es uno de los tópicos más célebres. Los versos a los que aludimos son:
"¿Qué se ficieron las damas,
sus tocados, sus vestidos,
sus olores?
¿Qué se ficieron las llamas
de los fuegos encendidos
de amadores?"

Locus amoenus (lugar agradable). Deriva de Teócrito y de Virgilio y tuvo un gran desarrollo en nuestra poesía bucólica de la Edad de Oro. La descripción del paisaje tiene las mismas características: prados verdes, riachuelos cristalinos, pájaros cantando, árboles con deleitosa sombra. No importa la precisión geográfica, sólo que sea el marco ideal para el amor. Garcilaso y Jorge de Montemayor son buenos exponentes en el uso magistral de este tópico.

Beatus ille (dichoso aquel). Recoge las palabras iniciales de un poema de Horacio y es Fray Luis de León quien le dio mayor fuerza en su "Oda a la vida retirada". Consiste en enumerar el ideal de felicidad basado en la ausencia de pasiones -vanidad, avaricia, cargos...- y en vivir de acuerdo con la propia conciencia, retirado.

Descriptio puellae (descripción de la mujer). Responde a una fórmula muy conocida de la poesía de la Edad de Oro. El rostro es el centro de esta belleza, se habla de su cabello -rubio-, de su tez, del color blanco, de sus frente, de sus cejas, de sus ojos, de su boca, de su cuello, de sus dientes... Petrarca lo dominó en sus poemas dedicados a Laura, así como Fernando de Herrera, Francisco de Terrazas y otros poetas de nuestro barroco. También se puede cnectar con el tópico de la donna angelicata o mujer de belleza angélica, representada por la Venus de Boticelli.

Vita flumen (la vida como río). Es la idea de entender la vida como un río que desemboca en el mar, que es la muerte. Las resonancias son manriqueñas y es un tópico muy hermoso que el propio Machado ha empleado alguna vez. Una variación es el "Homo viator" (hombre viajero) donde se entiende la vida como un camino que nunca ha de volver. Es El todo pasa y todo queda de Antonio Machado o la referencia de Berceo en la introducción a los Milagros de Nuestra Señora, en que compara al hombre con un romero o peregrino.


OTROS TÓPICOS
Fortuna mutabile
(la fortuna mudable). Se refiere a los avatares de la fortuna que, a veces, es favorable y otras no, tanto subes como bajas. Fue muy frecuente en el Renacimiento, así como la alusión a la Fortuna como rueda que gira: quien es feliz hoy, mañana será desgraciado (quien está arriba, baja, y a la inversa).

Tempus fugit (el tiempo pasa irremediablemente). Se trata de un tópico muy duro y dramático que nos advierte de que el tiempo es frágil. Quevedo lo recogió con absoluta maestría en muchos de sus sonetos.

Muerte igualitaria. Es una variedad del tema anterior. La muerte nos iguala a todos. Lo podemos ver en la Danza general de la muerte, del S. XV o en las Coplas de Manrique.

Nihil novum sub sole (No hay nada nuevo bajo el sol). Tiene origen bíblico y alude a la repetición constante, a que en realidad todo es siempre lo mismo.

La vida como sueño. Es el famoso tópico que recoge Calderón en su La vida es sueño en donde la vida puede entenderse como un sueño del cual despiertas con la muerte. Otra variante es entender la vida como un teatro en donde cada persona representa su papel, sería El gran teatro del mundo, por ejemplo, también de Calderón de la Barca o en Shakespeare.

Hay, en fin, otros muchos tópicos y recreaciones de los mismos temas que se dieron en el S. XVI y S. XVII, como los de la "Amada enemiga" o “Bella dama cruel”, pero éstos son los principales.

viernes, noviembre 11, 2005

Texto narrativo: Nabónides de Juan José Arreola





El propósito original de Nabónides, según el profesor Rabsolom, era simplemente restaurar los tesoros arqueológicos de Babilonia. Había visto con tristeza las gastadas piedras de los santuarios, las borrosas estelas de los héroes y los sellos anulares que dejaban una impronta ilegible sobre los documentos imperiales. Emprendió sus restauraciones metódicamente y no sin una cierta parsimonia. Desde luego, se preocupó por la calidad de los materiales, eligiendo las piedras de grano más fino y cerrado.

Cuando se le ocurrió copiar de nuevo las ochocientas mil tabletas de que constaba la biblioteca babilónica, tuvo que fundar escuelas y talleres para escribas, grabadores y alfareros. Distrajo de sus puestos administrativos un buen número de empleados y funcionarios, desafiando las críticas de los jefes militares que pedían soldados y no escribas para apuntalar el derrumbe del imperio, trabajosamente erigido por los antepasados heroicos, frente al asalto envidioso de las ciudades vecinas. Pero Nabónides, que veía por encima de los siglos, comprendió que la historia era lo que importaba. Se entregó denodadamente a su tarea, mientras el suelo se le iba de los pies.

Lo más grave fue que una vez consumadas todas las restauraciones, Nabónides no pudo cesar ya en su labor de historiador. Volviendo definitivamente la espalda a los acontecimientos, sólo se dedicaba a relatarlos sobre piedra o sobre arcilla. Esta arcilla, inventada por él a base de marga y asfalto, ha resultado aún más indestructible que la piedra. (El profesor Rabsolom es quien ha establecido la fórmula de esa pasta cerámica. En 1913 encontró una serie de piezas enigmáticas, especie de cilindros o pequeñas columnas, que se hallaban revestidas con esa sustancia misteriosa. Adivinando la presencia de una escritura oculta, Rabsolom comprendió que la capa de asfalto no podía ser retirada sin destruir los caracteres. Ideó entonces el procedimiento siguiente: vació a cincel la piedra interior, y luego, por medio de un desincrustante que ataca los residuos depositados en las huellas de la escritura, obtuvo cilindros huecos. Por medio de sucesivos vaciados seccionales, logró hacer cilindros de yeso que presentaron la intacta escritura original. El profesor Rabsolom sostiene, atinadamente, que Nabónides procedió de este modo incomprensible previendo una invasión enemiga con el habitual acompañamiento de furia iconoclasta. Afortunadamente, no tuvo tiempo de ocultar así todas sus obras.)

Como la muchedumbre de operarios era insuficiente, y la historia acontecía con rapidez, Nabónides se convirtió también en lingüista y en gramático: quiso simplificar el alfabeto, creando una especie de taquigrafía. De hecho, complicó la escritura plagándola de abreviaturas, omisiones y siglas que ofrecen toda una serie de nuevas dificultades al profesor Rabsolom. Pero así logró llegar Nabónides hasta sus propios días, con entusiasmada minuciosidad; alcanzó a escribir la historia de su historia y la somera clave de sus abreviaturas, pero con tal afán de síntesis, que este relato sería tan extenso como la Epopeya de Gilgamesh, si se le compara con las últimas concisiones de Nabónides.

Hizo redactar también -Rabsolom dice que la redactó él mismo- una historia de sus hipotéticas hazañas militares, él, que abandonó su lujosa espada en el cuerpo del primer guerrero enemigo. En el fondo, tal historia era un pretexto más para esculpir tabletas, estelas y cilindros.

Pero los adversarios persas fraguaban desde lejos la perdición del soñador. Un día llegó a Babilonia el urgente mensaje de Creso, con quien Nabónides había concertado una alianza. El rey historiador mandó grabar en un cilindro el mensaje y el nombre del mensajero, la fecha y las condiciones del pacto. Pero no acudió al llamado de Creso. Pero después, los persas cayeron por sorpresa en la ciudad, dispersando el laborioso ejército de escribas. Los guerreros babilonios, descontentos, combatieron apenas, y el imperio cayó para no alzarse más de sus escombros.

La historia nos ha trasmitido dos oscuras versiones acerca de la muerte de su fiel servidor. Una de ellas lo sacrifica a manos de un usurpador, en los días trágicos de la invasión persa. La otra nos dice que fue hecho prisionero y llevado a una isla lejana. Allí murió de tristeza, repasando en la memoria el repertorio de la grandeza babilonia. Esta última versión es la que se acomoda mejor a la índole apacible de Nabónides.

1. Resumen del texto. 2. Estructura e ideas principales. 3. Estilo y registro de lenguaje de este texto:vulgar, estándar o culto y razones. 4 Léxico: busca el significado de las palabras o expresiones que no conozcas. 5. Opinión personal. 6. Breve biografía y bibliografía del autor.
Fecha de entrega: 23 de noviembre de 2005.

jueves, noviembre 10, 2005

Las jarchas


Muestra de escritura árabe del CSIC


Se trasladan los caracteres árabes a caracteres latinos para poderlas leer:

(Stern 1953, 15)
1 kfr' m.mh
2 myu 'lhbyb 'št 'dy 'nh.

Una de las interpretaciones:

Stern 1948, 327:

1 ¿Qué faré mi mamma(?)
2 Meu-l-habib est' ad yana.


Traducción:

Frenk Alatorre 1953, 164:
1 ¿Qué haré, madre?
2 Mi amado está a la puerta

Otras, ya transcritas, con vocales:

Des cuand mio Cidiello viénid
¡tan buona albischara!
com rayo de sol éxid
en Wadalachyara.

* * * * *

¡Garid vos, ay yermanlellas,
com' contener a mieu mali!:

sin el habib non vívréyu,
advolarel demandari.

* * * * *

Viénid la Pasca ed yo sin ellu,
¡com' cáned miev corayon por ellu!

* * * * *

Como filyolo alieno,
non más adormes a meu seno.


jueves, noviembre 03, 2005

A margen del curso, una referencia a "El hombre elefante"


Esta historia, aunque no está en relación con anomalías de lenguaje, tiene que ver con las de esos otros marginados que han sido los "Niños salvajes" de los que hemos hablado.
Os incluyo un fragmento del excelente artículo que mi amigo Óscar Bartolomé le dedica a la magnifica película del gran David Lynch, basada en este tema.

“El hombre elefante” es, quizá, la película más triste que he visto, y lo que ahonda la aflicción que produce su contemplación es que John Merrick, el ser deforme que causaba la repulsión e inflamaba el morbo de cuantos le veían, existió de verdad. Hace poco se ha descubierto que su nombre real era Joseph Carey Merrick, y aunque inicialmente se pensó que la extraña enfermedad que alteró de forma tan horrible su anatomía era la neurofibromatosis, las teorías más recientes apuntan a que pudo padecer un mal llamado síndrome de Proteus. Por supuesto, el guión aúna anécdotas verídicas con otras ficticias. Algunos de los otros personajes que aparecen también existieron, como el doctor Frederick Treves. También es cierto que Merrick gozó de una gran popularidad en su tiempo. Era poco menos que una leyenda, pero ¿quién quiere para sí una fama adquirida de esa manera? Otro episodio extraído de la realidad es que recibió la visita de la princesa de Gales, y que se le asignó una vivienda en el London Hospital (...)
John Hurt aceptó el reto de encarnar al hombre elefante (así se le conoció en vida), y cuajó una interpretación soberbia. La exposición diaria a las abrasivas sesiones de maquillaje debió de ser un tormento para él, pero estas pejigueras le reportaron, a la postre, el papel más importante de su carrera, que le valió el reconocimiento unánime de la crítica. Aspectos a destacar de su interpretación son, por un lado, la manera de andar entre coja y gibosa a imitación de un ser contrahecho, y, por otro, la peculiar pronunciación nasal y gangosa, ya que Merrick estaba aquejado de una bronquitis crónica. El doblaje al español es magnífico (...)

En el capítulo de interpretaciones también sobresale Anthony Hopkins, en el papel del doctor Frederick Treves. Dota de una gran humanidad al personaje, como se observa en la secuencia en que ve por primera vez a Merrick, con las lágrimas asomando a sus ojos. Es el primero que le trata con dignidad, como a un ser humano, si bien desde la distancia que separa al doctor del paciente. Siempre se dirige a él con la fórmula del usted. Al principio su piedad se adultera con un inconsciente deseo de asombrar a la comunidad científica con su descubrimiento para así conseguir reputación y prestigio. Aunque los medios que utiliza no son comparables a los del inicuo Bytes (un excelente Freddie Jones, bien caracterizado con su barba hirsuta y su pelo híspido de aladares entrecanos), su “dueño”, lo cierto es que comparte su fin, que no es otro que servirse de él para obtener beneficios. Esta perversa teleología le sume en profundas cavilaciones y le lleva a plantearse si el beodo y cruel Bytes no estaba en lo cierto cuando le acusó de ser como él. Desde el instante en que reflexiona sobre la naturaleza de su relación con Merrick, su lado humano y altruista prevalece sobre el interés puramente médico.
Aunque a casi todos los espectadores lo que más les conmueve es esa secuencia en la cual el hombre elefante es perseguido y arrinconado por una jarca de curiosos y morbosos (a mi entender, un sutil homenaje a “M. El vampiro de Düsseldorf”), en que, acezante y derrengado, les exclama: “Yo no soy un monstruo... Soy un ser humano... Soy un hombre”, a mí lo que más me impresiona son las palabras del doctor Treves antes de saber que puede hablar: “Es un imbécil, un completo idiota. Roguemos a Dios que así sea”. En verdad, la consciencia de la propia monstruosidad es lo más horrible que alguien puede llegar a sentir(...)
El desgraciado hombre elefante pasa de una representación a otra: empieza en una feria ambulante, luego es exhibido como una curiosidad científica y más tarde vuelve a ser mostrado como una atracción de barraca en el mismo hospital. No llega a encontrar la calma que ansía. Cuando mejor se advierte que el aspecto exterior no es sinónimo de catadura moral es en ese momento en que los dipsómanos y las putas que han pagado la entrada al vigilante se arremolinan, con sus muecas obscenas y sus palabras soeces, en torno al desdichado objeto de contemplación. Si la cara fuera un espejo del alma, estaríamos todos los días en Carnaval."


Si la encontráis en un videoclub, no dejéis de verla.




Las fotos son reales.

Más sobre Juan Marsé



La página oficial de Marsé

Entrevista con Marsé (en catalán)

miércoles, noviembre 02, 2005

Guía para el trabajo y la reseña de Gonçal Tomás: Últimas tardes con Teresa

Guía para el trabajo de literatura

1. El alumnado deberá presentar el trabajo en cualquier fecha hasta el 1 de diciembre de 2005, día límite de entrega.
2. El trabajo podrá presentarse en forma de dosier y estará encuadernado con tapas y llevar índice o estar escrito en Documento Word, y será enviado por e-mail.
3. El trabajo deberá presentarse escrito con ordenador.
4. El trabajo deberá constar de los siguientes apartados:



a) Ficha Bibliográfica
Título ( subrayado o escrito con letra cursiva )
Autor ( o traductor si lo hubiera )
Editorial
Lugar y fecha de la edición
Número de páginas y número de ilustraciones ( en caso de que las haya )
b) Tema
El tema debe resumirse en una frase breve y concisa. Esta frase ha de ser la quintaesencia de lo que trata el libro.
c) Asunto
El asunto es la manera cómo el autor nos expone el tema y las ideas centrales. Puede desarrollarse en una o varias frases.
d) Argumento
En el caso de las novelas y de libros de narración suele haber un argumento que es la idea principal del libro o de la novela. El argumento que escribamos no debe ser muy extenso. A modo indicativo diré que no sobrepase las 10 líneas.
e) Personajes principales
Debe hacerse una exposición de aquellos personajes que ocupan un lugar destacado en la novela: protagonistas, antagonistas ( si los hay )
f) Personajes secundarios
Debemos hacer una relación de aquellos personajes que sin ser principales ocupan un destacado papel dentro del argumento de la obra.
g) Estructura externa
En este apartado deberemos explicar el número de capítulos que tiene la obra así como el número de páginas. También deberemos mencionar si hay Prólogo y Epílogo.
h) Estructura interna
La estructura interna tiene que ver con el desarrollo del argumento de la obra y de cómo se suceden los acontecimientos de la misma. La estructura interna puede ser lineal si los sucesos se desarrollan de una forma lineal en el tiempo o circular si los hechos se desarrollan desde el presente, se vuelve al pasado y de nuevo se llega al presente en que se inició la narración. Existe otra estructura llamada in media res que es cuando los sucesos se empiezan a contar desde un punto medio, se va al inicio y de nuevo se vuelve al hilo narrativo que nos llevará de nuevo hasta el final.
i) Tipo de narrador
Tiene que ver con lo que llamamos el punto de vista desde el que el narrador nos cuenta los hechos. Así llamamos narrador omnisciente a aquel que conoce todo e incluso nos anticipa algo que después podremos conocer mejor.Narrador protagonista es aquel que se cuenta entre los personajes y nos va explicando los acontecimientos. Narrador editor es aquel que finge diciendo que le han explicado la historia que nos va a contar.
j) Lugares
Los lugares donde transcurre la acción pueden ser reales, imaginarios, reconocibles, irreconocibles, ficticios etc.
k) Tiempo
Hay dos formas de concebir el tiempo: tiempo objetivo, histórico o real y tiempo subjetivo o de proceso. El objetivo nos da una idea de la fecha o de la época en que transcurren los hechos narrativos. El subjetivo se manifiesta en la manera de contarnos los hechos: si la novela se detiene en descripciones el tiempo subjetivo es lento, abunda los verbos en pretérito imperfecto de indicativo y los adjetivos ; si por el contrario sólo narra acciones la novela transcurre rápidamente y proliferan los verbos en pretérito perfecto simple ( vio, salio, corrió etc ).
l) Momentos culminates
Cabe citar en este apartado qué momentos te resultan culminantes para ti como lector/a y citarlos .
ll) Valoración personal
En este apartado deberemos dar nuestra opinión sobra la obra leída y valorarla.
m) Bibliografía
Será el apartado final y aquí deberemos especificar qué bibliografía o material de soporte hemos consultado para la realización del trabajo.




Ultimas Tardes con Teresa (Reseña)


Esta novela fue premio Biblioteca breve en 1965 y publicada
en 1966; pertenece ese grupo de novelas en que Juan Marsé
pone en tela de juicio a una sociedad catalana decadente como
ocurre en otres obras suyas como " La oscura historia de la
prima Montse " ( 1970) o su primer intento de novela "
Encerrados con un sólo juguete " ( 1960 ).

En "Ultimas tardes con Teresa " Marsé narra las peripecias
de un " murciano " arraigado a los suburbios de Barcelona,
Manolo Reyes, alias " El Pijoaparte ", descuidero de motos y
cuyas ambiciones por cambiar de vida le lleva a la conquista
de la jovencita y bella Teresa. En el verano de 1.956, con el
altisonante nombre de Ricardo de Salvarrosa, acude a una
verbena de señoritos de la zona de Pedralbes y enamora
fulminantemente a una joven presente el en festejo. Aunque se
produce un paréntesis ente la verbena y el segundo encuentro ,
éste ocurre de forma fortuita en la torre que Teresa y su
familia tienen junto al mar. Como nota de una sociedad "
moderna ", la misma noche del reencuentro, Manolo entra por
una ventana y yace con su enamorada, descubriendo a la mañana
siguiente que ésta no es otra que Maruja, la criada de la
familia y el único personaje que puede estar a su altura. A
pesar de este garrafal error, el ratero sigue visitando la
villa y yaciendo con Marija noche tras noche con el anhelo de
llevar a cabo una fechoría en la casa de los señores Serrrat,
padres de Teresa. Este interés de Manolo, aparte de su anhelo
de escalar puestos en la sociedad , se ve ayudado por las
extravagancias de Teresa , jovencita universitaria
pertneciente a la clase progre y a la burguesía al mismo
tiempo. Gracias a Maruja el Pijoaparte consigue acercarse a
Teresa. Esta dualidad Teresa-Maruja planea en toda obra.
Teresa cree que Manole pertenece a la clase proletaria pero
pasará grandes apuros para obtener unos panfletos
ciclostilados. Los apuros de Manolo para hacerse pasar por
militante de izquierdas y la candidez de Teresa en suponerle
tal, constituyen el entramado de las diferntes situaciones.

Finalmente la evidencia acaba imponiéndose: Teresa no ha amado
al correligionario sino al hombre que podia satisfacerla
sexualmente. De esta forma la burguesita conoce el mundo de
las chabolas de la Barcelona de los años cincueanta y Manolo
el mundo fastusoso de cierta élite catalana que poseía una
villa de verneo en la costa. Como Julien Sorel ( pero sin
conocer el latín ni las buenas formas ) Manolo Reyes fracasa
en su intento de escalar en la sociedad catalana, y denunciado
a últim ahora como Sorel, por una mujer despechada, la cual
sólo en esto recuerda a Mme. Renal, ya que en todo lo demás no
es más que una chiquilla del barrio, Hortensia " la Jeringa "
flor sin aroma entre las escombreras como la llama Marsé.
Pareciera como si en Marsé dominase un sentimiento y un
pesimismo contra la burguesía alejada de su Carmelo que tan
bien ha sabido plasmar en parte de sus novelas. Por encima de
una conclusión fatalista, lo que sobresale es una crítica
mordaz de la primera generación universitaria subversiva, no
por su aspiración democrática sino por su confusión, esnobismo
y señoritismo.

Gonçal Tomás